Un salto a Australia: Últimos días...